Combatimos las plagas de la madera, ya que la amenaza de las termitas y de las polillas suele ser más habitual de lo que la gente puede pensarse. Ambas plagas pueden echar abajo una casa de madera, devorar los muebles y deteriorar todos los elementos que encuentren a su paso.

También estamos muy pendientes de las plagas de la madera, que pueden echar abajo incluso su vivienda. Es importante intervenir muy rápido en el caso de que las polillas hayan entrado en su casa, porque se expanden rápido y atacan todas las zonas donde haya madera sin piedad y con virulencia. Si se desentiende de las plagas de polillas, en muy poco tiempo podrá ser testigo de cómo hay muebles y elementos de madera que se deterioran hasta límites extremos.